Páginas

jueves, 27 de noviembre de 2014

Entre sueños de papel.

El día que la conocí el cielo parecía contento y como si de una película se tratara los pájaros cantaban, las nubes bailaban y la lluvia, la lluvia nos concedía un momento eterno.
  -Me enamoré en cuanto te vi...
  -Seguro que se lo dices a todas -una sonrisa se dibujó en sus labios al mismo tiempo que su olor conseguía asfixiarme.
  -Sólo a las importantes -le guiñé el ojo mientras me enamoraba de cada centímetro de su piel-. Eres especial. Eres jodidamente normal pero a la misma vez eres ese puto caos que me envuelve en la locura.
  -Y se supone que tengo yo la culpa de tus sinsentidos -dijo mientras reía y se tumbaba en el césped-. Eres tú quien ha querido intentarlo, yo ya te he dicho que no puedo enamorarme, que las piedras no aman.
  -Una piedra no puede tener esos labios -me encontré devorándola con la mirada y ella me enredó en el aleteo de sus pestañas-Yo... yo no sé lo que has hecho conmigo -me puse de pie y con la duda en el cielo miré las nubes blancas, ese trocito de algodón que baila de vez en cuando.
  -Eres muy dramática Naira, sólo estamos hablando -ella suspiró y sus ojos azules, grandes, eternos, me miraron a mí, sólo a mí.
  -Y realmente no sé qué hacemos hablando -el sudor comenzó su carrera y mis nervios como buenos compañeros de viaje decidieron acudir en mi ayuda-, si podrías estar besándome.
Yohenne se rió y la melodía acaparó mis oídos, mis sentidos y mis recuerdos. Ella que no existía hasta minutos antes, ella que no era nadie, acaparaba mi vida y eso me daba miedo. Tanto miedo como las ganas de besarla. Tanto miedo como sentir que la quería sin llegar a imaginarla.
  -¿Besarte? -su lengua recorrió el mapa de sus labios y mis ganas crecieron en ese segundo-. ¿Quieres que te bese? -se levantó y creí que lo haría. Quería que lo hiciera. Deseaba un momento compartido con esos labios mágicos, con esas fresas prohibidas-. Podría hacerlo ¿sabes? -su cara se acercó a la mía y el mundo comenzó a vibrar lleno de vida, lleno de ella, lleno de mis ganas, de sus sabores, de sus olores. Lleno de un todo.
  -Hazlo -la miré sin parpadear por miedo a perderme un gesto.

Y su rostro se acercó, se acercó tanto que temí su belleza. La tuve a tan pocos centímetros que creí fundirme en ella... Y esos labios... qué decir de esos labios que me atrapaban sin tocarme...
  -Podría hacerlo justamente ahora -sus labios rozaron los míos y en un intento de atrapar los míos el mundo perdió sentido o tal vez ganó demasiado y yo me quedé en poco. Sus labios sobre los míos, sin distancia que nos alejara-. Puedo hacerlo... -una sonrisa se abrió en abanico y su rostro se alejó del mío.

El mundo se detuvo y mis ganas de detenerla superaron el deseo de permanecer quieta ante semejante diosa. Alargué mi fuerza y cogí su brazo. Giró su cara y acortó mi tortura, durante un segundo, luego se prologó.
  -Lo haré cuando dejes de pedírmelo en sueños -su sonrisa se desvaneció y el latido de mi corazón o tal vez el despertador, no lo recuerdo bien, me invadió.

La cama estaba fría, las sábanas empapadas, mis ganas en aumento y a un día de distancia esos besos que noche tras noches prologaban mi desvelo.

Eres ese sinsentido que acuna mis ganas de amar...

16 comentarios:

  1. aww muy bueno! Gracias por compartirlo <3

    ResponderEliminar
  2. Que tienes talento para contar es innegable! Muy bueno!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Que bueno! Eres genial en serio, que bien sienta empezar los días encontrando y leyendo algo como esto.

    ResponderEliminar
  4. ¡Tienes un arte increíble! Me ha encantado leerlo <3
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Antes que nada quiero decirte que te agradezco mucho las preciosas palabras que dejaste en mi blog, no sé cómo consigues ser tan adorable pero siempre me subes los ánimos al comentar.
    Esta entrada es hermosa. Me encanta cómo empiezas escribiendo sobre la belleza del paisaje el día que la conociste. Luego también me fascina el diálogo, la tensión amorosa que hay en todo momento, las frases estremecedoras como "Y realmente no sé qué hacemos hablando (...) si podrías estar besándome". El final es muy bueno, también.
    Resumiendo, que es un placer regresar por aquí, había olvidado lo mucho que me gustaba este lugar.

    Un abrazo, sé muy feliz. <3

    ResponderEliminar
  6. Bueno...
    Dicen que es cuando visualizamos nuestro objetivo, o sino, cuando más posibilidades tenemos de hacernos con él

    Soy un perviertido, o algo parecido, sí; me has puesto palote... he visualizado tu escrito



    ...cosas que pasan

    ResponderEliminar
  7. Entre sueños suceden tantas cosas, seguro en uno muy próximo logras besarla y quizás, quizás mucho más suceda.

    Besos dulces y te agradezco tu reciente visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  8. Tienes mucho talento, con tu forma de describirlo casi me parecía estar allí viendo ese momento.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Cuando dejes de pedirmelo en sueños.
    Pero que pedazo, es hermoso, en serio. Mucha suerte hermosa♥
    Besos<3

    ResponderEliminar
  10. Hola, decirte que acabo de descubrir tu blog y me parece muy bonito, después de estas palabras tan hermosas que es escritos definitivamente he de decirte que tienes un arte escribiendo que no te lo quita nadie xD, así que felicitarte por tu trabajo, un saludo

    ResponderEliminar
  11. Que bonito relato de amor
    Tus palabras hacen que uno se enamore y que se transmitan los sentimientos plasmados.
    Un beso ♡

    ResponderEliminar
  12. ¡Cuánto amor!
    Me quedo también con la frase que ha escogido Miss Poesía. Eres muy intensa :)
    Un besito

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  13. Parece tan real, que no podía ser un sueño! "Ella que no existía hasta minutos antes, ella que no era nadie, acaparaba mi vida y eso me daba miedo." Cómo te cambia la vida de un momento a otro cuando conoces a esa persona que te desarma con la primera mirada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola! Hace tiempo dejaste un comentario en mi blog y para mi vergüenza recién hoy me paso seriamente por aquí!
    Qué sorpresa con este relato! Me sorprende -y me agrada a la vez- que cada vez hayan más relatos de este tipo, que muestran un amor tan normal como bonito. Me ha encantado! Me voy a seguir paseando por el resto de tus entradas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Wow! Sin palabras me deja, me has tenido enganchada, y encima el final ha sido muy atípico muy... sorprendente! Me gusta, me gusta mucho. La verdad es que me inspiro, esos finales que nadie espera son los mejores, y con los que me identifico. Gran texto.

    - sonríe eternamente -

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios son una motivación más para que este mundo que tanto me gusta no termine nunca ni se escape de mis manos.
Miles de gracias soñadores ♥