Páginas

jueves, 5 de septiembre de 2013

De casualidades.

Tarde de invierno. Un cielo gris que parece oscurecerse. Un sol que se ha rendido y deja paso a la tormena. El cielo que parece cruel. Gotas que caen y bailan sobre el asfalto. Los pájaros mudos que cruzan el cielo. Y aquí en un lugar más ameno. Dos paraguas que cubren un mundo aparte. Una tormenta que no acaba de ceder. Una lluvia que intento detener. Un fin del mundo, el mío, que espero poder contener. 

  -¿Te acuerdas cuándo decías que todo ésto era casualidad? ¿Qué nos formábamos a base de momentos casuales? -miro los ojos de aquella muchacha que un día fue importante para mí, que sigue siendo importante. Ella yace cabizbaja ignorando parte de mis palabras-. Yo lo negaba. Me costaba creer que eso fuera cierto...
  -¿Lo crees ahora? -ella pronuncia las palabras mientras su cara se digna a mirarme y sus ojos se inundan de una pequeña porción de felicidad o esperanza.
  -Realmente quiero creerlo. Quiero creer que éramos y somos casualidad, porque creer en un destino es negar la libertad de elección -suspiro varias veces mientras Nadia me mira con gesto ausente-. Y realmente prefiero creer en miles de casualidades a un único destino.
  -Tú creías en el destino -su susurro se rompe dulcemente en mi oído y yo extraño esos susurros en noches de tormenta como la que le seguirá a esta tarde fría y triste.
  -Y sigo creyendo, en cuanto a parada se refiere -sonrío para coger fuerza, aunque realmente me siento gelatina. Una gelatina que está a punto de ceder-. Creo en el destino, porque nuestro destino final, llamemosle parada final, es la muerte y todos coincidimos en eso -dejo escapar una leve risa cuando una idea cruza mi cabeza. Nadia vuelve a mirarme, esta vez sus ojos piden auxilio y aunque sé que se está ahogando en lágrimas que no afloran. Esta vez quiero ser fuerte y no derrumbarme. Esta vez quiero ser mi propio pilar y no restos de lo que un día necesitó alcayatas para poder sujetarse-. Puede que también sea una casualidad esto de que todos muramos.
  -No sé lo que quieres decir... -ella miente y yo la cazo. Nadia siempre lo ha sabido todo. Han habido momentos en los que he pensado que ella sabía que llegaríamos a este momento concreto. Que esta situación se daría. Pero me negaba a creerlo de todo, ¿Cómo admitir un dolor que no existe en el presente? ¿Cómo estar segura de que ella sería la causante de este punto? No podía creerlo porque en las madrugadas ella me abrazaba, los domingo me desayunaba y los demás días del año me llenaba de besos y caricias que llenaban mi alma.
  -Sí que lo sabes -le cojo de la mano y la observo atenta sabiendo que realmente me ama, que no ha sido más que otro fallo en la infinita lista de sus fallos que poco a poco han roto el saco. Ella me ama y aunque tal vez no fue queriendo, ella lo hizo y yo entendí que no no soy inmortal, que hay cosas que poquito a poco son tóxicas y acaban con nuestra vida. Esta vez, ella se convirtió a la misma vez que en droga, en algo tóxico que me consumió-. Lo sabes y no creo que haya que dar explicaciones...
  -Pero te quiero -sus labios acarician las palabras y éstas se atan a mi espalda al final de aquellos últimos besos que dio y que no fueron míos.
  -No lo dudo...
  -Pero ya está -Nadia me observa con una pequeña lágrima que corre por su mejilla y aunque siento que me derrumbo, respiro lento y largo. Saco una sonrisa y sintiendo que es ella la que me ha perdido, y no yo la que se pierde, soy lo suficientemente fuerte para besarla en la mejilla. Seguir mi camino y no mirar atrás.

No mirar atrás porque el futuro está hacia delante. Un delante que me llevará por miles de caminos hasta encontrar mi sitio. 
Y ahora que lo pienso le doy la razón. Nunca se la di del todo, pero ahora lo entiendo un poco mejor. Todos somos casualidades. Yo soy una casualidad, que se ha formado de pequeñas casualidades a lo largo de un camino a veces turbulento y otras en calma. Soy esa casualidad que seguirá caminando y que en algún momento llegará a ese destino final. Una última parada donde posiblemente la vida nos enseñe su secreto.

14 comentarios:

  1. Algo me dice que no debo irme de tu blog! Y no voy a hacerlo!! :D

    Tienes una seguidora mas!!! ^^
    espero que te pases por mi blog y me sigas tambien.
    http://myworldlai.blogspot.com.es/
    Ojala te guste!!

    Un beso! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomaré eso como que te ha gustado, me siento muy alagada por eso...
      Así que ahora mismo voy a echar una ojeadita por el tuyo.
      Un beso enorme!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho este texto, parecía largo pero al final se me ha hecho corto jejeje Bueno, tienes otra seguidora más, no quiero perderte la pista :P
    Un graan saludo, nos leemos! :*

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias ^^
    Sí suelo escribir extenso.. pero creo que no me ha quedado tan largo como parece y tú me lo has corroborado.
    Miles de gracias por leerme.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo escribiiis! Me gusto demasiado las palbras que elegiste, como describiste todo tal cual. Me llego demasiado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el halago!
      A veces me cuesta encontrar las palabras y me queda un poco raro, pero veo que esta vez no...
      Un beso!

      Eliminar
  5. Holaa!!
    gracias por pasar por mi blog!!! :)
    he visto tu comentario y te he respondido!!!
    me has dicho que me seguías pero no me sales entre los seguidores... me has seguido o comentaste primero y despues se te pasó seguirme?? bueno cuando puedas lo miras!!! ;)

    Un beso!! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Aiish entré de nuevo en tu blog y yo me veo como seguidora..
      No sé lo que pasa u.u
      Gracias por volver a pasarte.

      Eliminar
  6. Hola!! Preciosa entrada, en serio, eres de esa clase de personas que usando palabras consigue que llegue lo que quiere transmitir. Ya te sigo! Por cierto, sobre lo que me dijiste del encabezado de mi blog, la verdad es que no está hecho por mí, si no que es de una página de fotos que tal vez conozcas (weheartit.com), donde hay encabezados, fondos y todo tipo de imágenes que pueden que te sirvan para tu blog. Muchas gracias por pasarte por mi blog!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiish cuanto me alegra que te guste.
      A veces creo que mis palabras pueden resultar coherentes, pero al fin y al cabo no todo lo que pienso es coherente ¿no?
      Gracias por la información, miraré haber si en esa página encuentro algo que se adhiera al blog.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  7. Me ha encantado el texto, aunque me ha costado entenderlo, me ha hecho pensar y creo que con eso es suficiente, ¿no?
    Besos, Amanda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temí bastante que no se pudiera entender... ¿Está muy mal redactado? Perdón, es que simplemente decidí escribirlo sin que pensar que tal vez no todos lo entenderían...
      Un beso.

      Eliminar
  8. Qué belleza, como siempre. Es un tremendo placer leerte!

    Yo creo que todo depende de qué cristal preferimos para mirar las cosas. La muerte puede ser una casualidad o puede ser lo único que rompa el círculo de las casualidades y las creencias sobre el destino, que para mí también eso depende del cristal que elijamos. Por lo menos es seguro que la muerte llega y ante algo como eso, yo por lo menos no sé si quiero saber qué significa. Creo que mejor tomarla antes y hacerla un renacimiento hasta que esa última parada no nos deje más opción que ceder.

    Un beso grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiish Gracias!
      Creía que no se entendía bien (en un comentario me dijo que le había costado entenderlo..), pero veo que sí.
      En cuanto a lo que dices, opino que si que todo depende de las ganas con las que queramos ver algo o afrontar algo. Y quitando el hecho de que sea casualidad o puro destino la verdad es que la muerte es inminentes y tenemos que hacernos a ella.
      Besos.

      Eliminar

Vuestros comentarios son una motivación más para que este mundo que tanto me gusta no termine nunca ni se escape de mis manos.
Miles de gracias soñadores ♥